2 oct. 2012

Pecera revistaria


El pasado sábado 29 de septiembre presentamos el cuarto número de revista "La Vigía" en el centro cultural de barrio Güemes "Como pez en el agua". Se trató de un encuentro íntimo donde compartimos una bella muestra de la artista plástica Viyu Paz y lecturas y música por parte de Ramiro Pros y las vigiarias. También se contó con la participación de Mario (reconocido periodista del espectáculo de títeres “Tubérculo Piloso”).






24 sept. 2012


entrevista a “Cambia la Papa: teatro y títeres”
por Semióloca Bajtines

               Cambia la Papa es un grupo de teatro de títeres formado recientemente a partir del trabajo final para la Licenciatura en Teatro con orientación técnica actoral de dos de sus participantes: Giovanna Toneguzzo y Sebastián Pellegrini. Una de las características principales de este grupo es el método de trabajo multidisciplinario, lo que se observa perfectamente en el primero de sus espectáculos. “Con la Tierra en los pies” narra las aventuras de un niño que no valora el medio en el que vive. A partir de una inusual intervención de la Tierra (personaje que se encuentra representado en el retablo, lo que consiste desde ya una resignificación del mismo) emprende un camino de aprendizaje donde poéticamente podría decirse que aprende el lenguaje de la tierra. Aunque portadora de un mensaje esperanzador en cuanto al cuidado del medio ambiente, no llega a ser didáctica en el sentido anquilosado del término. Se trata de una obra dinámica, con singular humor y tintes de auténtica ternura. Los diferentes lenguajes de la puesta en escena se entrelazan y complementan reflejando la unidad humana de Cambia la Papa, con dramaturgia propia a cargo de María Evangelina Trabucco, música original de Santiago Mateos y Bernardo Martínez Livolsi, la línea estética trazada por la artista plástica Constanza Gianola y la excelente intervención en vestuario de Blanqui Gómez. Los titiriteros, por su parte, excelentes profesionales de la actuación y manipulación de objetos. Sobran las palabras, y con la delicia que para mí representan. ¡Ninguna de ellas podría reemplazar el placer de atestiguar semejante triunfo del arte retaguardista!


En “Con la Tierra en los pies”, ustedes aparecen como titiritero a la vista y como actor… Sin embargo, en mi humilde apreciación, actúan de titiritero… con lo que fácilmente arribaríamos a la conclusión de que en verdad es el títere el que los maneja (¿no?). La pregunta sería, ¿con qué fundamentarían esta técnica de manipulación? Porque me parece sumamente original, aunque no… no asisto a funciones de títeres.

A ver… Sí, es cierto que estamos como titiriteros a la vista y, a la vez, titiriteros actores, ya que estamos presentes e interactuamos con los títeres como personajes (titiriteros). Elegimos esta técnica de manipulación porque hace tiempo veníamos trabajando como titiriteros ocultos y nos parecía interesante poder, por momentos, actuar a la par de los títeres… aunque no como protagonistas. Sí aprovechando toda la expresividad del titiritero actor. 
Nos parecía necesario aparecer como actores para tranquilizar la mirada del espectador, también. Y no dejarle dudas de que esa presencia atrás del títere puede intervenir en la ficción de la que también es parte. Y respecto a si los títeres nos manipulan a nosotros, podríamos decir que se da por momentos… Lo cierto es que son ellos los protagonistas, nosotros quedaríamos en un segundo plano.

               Por supuesto, es justamente lo que venía observando. Son tan protagonistas que incluso a ustedes mismos los dominan o se les rebelan en algunos momentos específicos que no vamos a mencionar para preservar el misterio de la obra. Y, entonces, siguiendo esta línea de pensamiento, ¿en qué momento podrían decir que el títere cobra vida?
Se podría decir que el títere encuentra su ánima, más que cobrar vida… En términos técnicos, esto es dado por la manipulación que genera un efecto de vida en el objeto ante la mirada del espectador. Pero en un momento, durante los ensayos, estos movimientos que se utilizan para generar la ilusión de vida en el títere empiezan a responder a las actitudes de ese personaje, de ese títere y es ahí donde aparece la vida, donde pareciera que es él mismo el que comienza a proponer acciones o modos de estar. Y pensamos que en este momento entonces hay que estar dispuesto a escuchar al objeto, al material, y dejarse llevar para encontrar mayor riqueza en la interpretación… De este modo, también, escuchando, es cuando la voz y los movimientos del personaje se corresponden con su imagen estética, física.

               Uno podría afirmar entonces que el protagonista del Teatro de Títeres es el títere. Según la convención, por supuesto. Y entonces, a partir de la estética de “Con la Tierra en los pies” puede generarse cierto conflicto de definiciones. Como para que el lector lo comprenda cabalmente, en este espectáculo cobra inmensa importancia el retablo con toda su escenografía… De hecho, desde el título, desde esa mayúscula Tierra, se pone énfasis en este personaje que encarna en el retablo. ¿Ustedes dirían que lo que hacen es Teatro de Retablo?
No, no, para nada… Nosotros hacemos teatro de títeres, que es un género dentro de las artes escénicas. Y en esta obra también actuamos y cantamos… Nosotros pensamos que no hay que encerrarse en un género o en un modo de montar una obra, sino aprovechar todos los recursos que conocemos… tenerlos listos para ser utilizados en el momento indicado, para expresar lo que uno tiene para decir.
Pero sí es cierto que en este espectáculo se hizo una indagación a partir del retablo, ya que es parte de nuestro trabajo final de Licenciatura en Teatro… El tema que abordamos fue "La incidencia del espacio en la dramaturgia de Teatro de Títeres. Un espacio construido y manipulado". Y esto generó que el retablo tome más importancia, más protagonismo, pero no tanto como para decir que es Teatro de Retablo.